Saltar al contenido

SIGUE LA FARSA

Una vez más el Ministro de Educación, el empresario y economista Jaime Saavedra Chanduví, al término del CADE por la Educación 2015, declaró que el MINEDU había alcanzado un histórico presupuesto para su sector equivalente a 4,200 millones de soles, gracias a lo cual se puede dar a los niños, niñas y jóvenes la educación de calidad que ellos merecen.
A continuación el Ministro afirma que los recursos serán destinados a obras de infraestructura, guardándose la información de cuánto será para ese fin. La calidad educativa no pasa solo por mejorar la infraestructura, ministro, mientras se mantiene a los docentes con salarios paupérrimos y sin la suficiente capacitación para afrontar la mejora del clima institucional de las escuelas y sin atender la incorporación de psicólogos para la promoción de la calidad de vida mediante el Comité de Convivencia Democrática que la ley 29719 y su Reglamento ordena. Las construcciones benefician a un sector empresarial seguramente del entorno de los altos funcionarios del MINEDU pero no a la educación. El Ministro no se muestra tan locuaz cuando debe hablar sobre las mejoras realmente educativas para acceder a la calidad educativa de la que gusta tanto hablar, y francamente no lo hace porque no tiene la menor idea de lo que debe hacerse para producir un cambio sustancial en las actividades educativas de las escuelas. Su versatilidad, como la de su vice ministro, que no tuvo ningún reparo en afirmar que el MINEDU trabaja para que la  Convivencia Democrática se de en el 100% de las instituciones educativas, es solo para temas de construcción, de cementar las escuelas.  Basta ya de la misma farsa.

3 comentarios en “SIGUE LA FARSA

  1. PSIC. JAVIER CAMARGO LANDA

    Es cierto algunas políticas regionales no ayudan a la buena convivencia en Junin existen paradigmas en la DREJ que todo debe de estar bien y cuando existen problemas de bullying en los colegios echan la culpa a los colegios profesionales de psicólogos, si existen colegios que tienen internos, y no conocen ni la ley y la reglamentación, no hay protocolos de intervencion y suelto de huesos no hacen nada.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *