Saltar al contenido

Relación con los padres

Las malas o deficientes relaciones que los niños tienen en su hogar con sus padres es un factor de riesgo para que los hijos sean agresores, víctimas o espectadores indiferentes de la violencia entre ellos. A la inversa, cuando las relaciones entre los padres y sus hijos es buena y estimulante, ello es un factor de protección para que los hijos tengan una conducta de rechazo a la violencia en la escuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *