Saltar al contenido

Eliminar el conflicto, se dice.

Debe tratarse de una frase infeliz. En conflicto en la escuela no puede ser eliminado. Ni siquiera decimos que el conflicto no debe ser eliminado porque es necesario, porque se trataría de otra frase infeliz, porque no podemos, aunque queramos, eliminar algo que es consustancial a las relaciones entre las personas. En efecto, solo existe conflicto allí en donde existan relaciones entre las personas y no donde se encuentren personas.
La escuela no es un lugar en donde se encuentran personas para estudiar y aprender sin que entre ellas medien relaciones interpersonales, pese a que la escuela hace bastante para individualizar y jerarquizar los roles en el estudio. Este tipo de escuela produce principalmente conflictos entre los estudiantes y los contenidos reglamentarios hechos para la domesticación y el sometimiento, de allí que su preocupación mayor sea la disciplina escolar y para ello se elaboren medidas sancionadoras -no correctivas- de variada severidad para imponer el orden y la disciplina en la escuela. La pasividad que se alcance mediante las acciones sancionadoras no significa la eliminación del conflicto, si eso creen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *