…de nuevo al cole

Estamos próximos a que más de ocho millones de niños, niñas y jóvenes retornen a las aulas para el inicio de un nuevo año escolar. Con su acostumbrado alarde y estridencia, el 18 de Diciembre del 2015 el MINEDU ha emitido la Resolución Ministerial Nº 572-2015-MINEDU, Normas y Orientaciones para el Desarrollo Escolar 2016 en Instituciones Educativas y Programas de la Educación Regular, que en sus 36 páginas apenas le dedica UNA página a la Gestión de la Convivencia Escolar, en el denominado  Compromiso 5.

Se dice allí que el equipo directivo, los profesores coordinadores de los programas educativos y la comunidad educativa tienen la obligación de velar por una gestión democrática, participativa, inclusiva e intercultural para prevenir todo tipo de violencia escolar y aplicar estrategias que motive relaciones armónicas. Otro punto destacado de este Compromiso 5 es el de prescribir la conformación del Comité de Tutoría, Orientación Educativa y Convivencia Escolar, la que debe estar integrada por el/la Director/a, el/la Coordinador/a de Tutoría, el Responsable de Convivencia, los Tutores de aula, el/la psicólogo/a, representantes de los auxiliares y representante de los alumnos.

Antes de pasar a comentar el Compromiso 5, queremos hacer unas preguntas a las autoridades educativas:

  1. ¿Qué ha pasado con la Ley 29719, Ley que promueve la convivencia sin violencia en las instituciones educativas, promulgada en el mes de Junio del 2011?
  2. ¿Y la Resolución Suprema Nº. 010-12-EDU, Reglamento de la ley 29719 y aprobada en el mes de Junio del año 2012?

Más allá de las notorias y explicables limitaciones que se encuentran en la Ley 29719, este cuerpo legal reconocía la existencia del bullying y otras formas de acoso que venían dañado la salud y la seguridad de los estudiantes y proponía medidas para controlarlo y eliminarlo aunque al precio de emplear  medidas punitivas que siempre cuestionamos; y proponía, además, la incorporación de profesionales de la psicología en las instituciones educativas para hacerse cargo de acciones de prevención y orientación que concretaran una relación de armonía basada en el respeto y la equidad.

El Reglamento, elaborado y aprobado por profesionales especialistas en el tema, es un cuerpo normativo de buena calidad y en él se describe con mayor prolijidad la Convivencia Democrática y sus bondades. Quienes participamos en la Comisión del Reglamento sabemos bien que a la alta dirección del MINEDU no le agradaron los alcances que ofrecía el Reglamento  y retrasaron lo que pudieron su aprobación y publicación y posteriormente frenaron su aplicación hasta que se diera una Directiva de la Alta Dirección, que nunca salió.

¿Qué implicancias ha tenido para las instituciones educativas y para los escolares que el MINEDU haya  desacatado los mandatos contenidos en las dos normas legales aludidas? En el tiempo que media entre la promulgación de la Ley y la aprobación del Reglamento se han producido nueve suicidios y un homicidio, entre las consecuencias más funestas; porque los maltratos físicos y verbales, el pánico para asistir al colegio o el vivir un clima de inseguridad e infelicidad en el aula son abrumadores en las instituciones educativas, aunque no alarmen ni creen alborotos mediáticos como los suicidios. Tampoco creemos que debamos  olvidar el empobrecimiento académico que provoca la violencia e inseguridad en la escuela, muchos de cuyos casos culminan con la injusta desaprobación de año o en una deserción escolar que condena a la nada o al hambre a los niños y jóvenes excluidos.

No nos engañemos con pretextos vacuos: no existen niños ni jóvenes a quienes no les guste aprender. No existe ser humano a quien le desagrade aprender. Existen personas, de toda edad, que le temen a las condiciones de inseguridad, autoritarismo e impunidad que le ofrecen como espacio de convivencia y aprendizaje.

En cuanto a la Resolución Ministerial Nº. 572-2015-MINEDU y su Compromiso 5:

  1. El Compromiso 5 es un mandato carente de legalidad porque existen normas de mayor jerarquía y antigüedad que la Resolución que lo promueve.
  2. Es cierto que el personal directivo, docente y auxiliar tiene un importante papel en la eliminación de la violencia relacional en las instituciones educativas, siempre que ellos cuenten con la formación y capacitación necesarias, las que el MINEDU ha descuidado por completo pero responsabiliza a los docentes de la violencia en la escuela.
  3. El Compromiso 5 asigna a los docentes y demás, el empleo de estrategias para una gestión democrática y participativa para la prevención de la violencia. Debemos suponer que se refieren a la convivencia, la que consideran  la estrategia estrella para eliminar la violencia escolar. ¿Esto quiere decir que el Compromiso 5 solo se preocupa de la violencia y convivencia escolar? ¿Y la violencia y convivencia de los directivos, docentes, auxiliares y padres de familia no cuenta? ¿De qué participación e inclusión hablan?
  4. La función del Comité de Convivencia Democrática está prevista en el Reglamento de la Ley 29719 y el MINEDU debe recoger y aplicar los preceptos allí señalados, en donde también se indica que el MINEDU es el organismo responsable de hacer cumplir  su contenido legal. El híbrido que nos presenta en el Compromiso 5 al que llaman  Comité de Tutoría, Orientación Educativa y Convivencia Escolar expresa una clara ignorancia de los alcances de la convivencia respecto a la tutoría y la orientación educativa.
  5. La violencia en la escuela es un problema social del que no es ajena ninguna institución educativa, no obstante el Compromiso 5 es exigible solo para las instituciones públicas. ¿Es que no les preocupa la situación de las víctimas de los colegios particulares, algunos de los cuales niegan en todos los tonos de que en su institución  existe el bullying?

Exhortamos a la sociedad civil, a las instituciones profesionales, a los padres de familia, a los docentes y directivos, a los medios de información y a todos los ciudadanos en general a demandar a las autoridades educativas el cabal cumplimiento de la Ley 29719 y su Reglamento, a la constitución del Comité de Convivencia Democrática en todas las instituciones educativas del país, a impulsar un intenso y sostenido programa de capacitación para docentes, padres de familia y estudiantes; como segura garantía de alcanzar un clima de bienestar y satisfacción que coadyuve en la mejora de la calidad de vida de todos los estudiantes y docentes y propicie oportunidades de aprendizaje de calidad para todos.

 

                                                                            Julio César Carozzo C.

                                                                                    Presidente

                                               Observatorio sobre la Violencia Y Convivencia en la escuela

                     

Suscríbete para recibir nuevas noticias y material sobre convivencia escolar y bullying. Sólo tienes que ingresar tu correo electrónico.

Síguemos también en Facebook

Julio César Carozzo Campos

Julio César Carozzo Campos

Fundador y presidente del Observatorio. Past Decano Nacional del Colegio de Psicólogos del Perú. Autor de numerosos libros y artículos sobre la convivencia publicados en Nueva York, México, Costa Rica y el Perú.
Julio César Carozzo Campos

Latest posts by Julio César Carozzo Campos (see all)

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Tumblr0Share on LinkedIn0

2 thoughts on “…de nuevo al cole

  • 11 febrero, 2016 at 3:14 pm
    Permalink

    Los problemas en la educación son de contexto latinoamericano, sin embargo siempre mantenemos la intención positiva de que caminamos en el esfuerzo de construir una mejor educación día a día

    Reply
  • observatorioperu123
    12 febrero, 2016 at 12:57 pm
    Permalink

    Claro, todos se parecen porque son ordenados y dirigidos por la política del Banco Mundial, interesado de que la educación sirva al mercado, no al país ni a sus necesidades. Por eso todos los esfuerzos de los docentes y de los estudiantes no fructifican.

    Reply

Deja un comentario