Saltar al contenido

El Viernes 30 de Octubre, en la Sala Porras Barrenechea del Congreso de la República, tuvo lugar una sesión en la que se analizaría el impacto de la ley 29719 desde su promulgación a la fecha. En la primera mesa estuvieron los representantes del MINEDU, INDECOPI y la Defensoría del Pueblo, instituciones a las que la ley les concedía facultades y responsabilidades para abordar el bullying y otras modalidades de acoso en la escuela. También estuvo presente un representante del Consejo Nacional de Educación, Martín Vega, que se desempeño como Vice Ministro del MINEDU an la administración de Patricia Salas.
En la segunda mesa participaron tres alcaldes escolares, una representante del Grupo Calandria y el Presidente del Observatorio sobre la Violencia y Convivencia en la Escuela. 
Nos parece que quienes tenían que ofrecer la mayor información sobre lo realizado en las instituciones educativas a partir de la promulgación de la Ley 29719, era el MINEDU, e incluso el representante del Consejo Nacional de Educación por haberse desempeñado como Vice Ministro, pero fue muy poco lo que ofrecieron, reiterándose en la sobrevaloración que le dan a la plataforma virtual SiSeVe como una acción para intervenir el bullying. Se deslizo, eso sí, la vocación oficial de modificar la ley 29719, pero si sustentar el porque de los cambios que se proponen aprobar.
Desde aquí exhortamos a las autoridades educativas y al Congreso de la República la realización de un  encuentro en donde se examine, con presencia y participación de los especialistas, las enmiendas que se pretenden efectuar en la ley 29719.