El fiasco de la convivencia

¿Sabe porque fracasan las políticas sobre la convivencia en las escuelas y porque los estudiantes son reacios a someterse dócilmente a las “innovaciones” que se ensayan en la escuela? Por la sencilla razón de que no son tomados en cuenta y, como siempre, tienen que acatar las nuevas medidas sin dudas ni murmuraciones. Esto quiere decir que las experiencias y los conocimientos de las autoridades y docentes sobre la convivencia se reduce a ordenar y vigilar lo que los estudiantes  deben hacer para vivir armoniosamente. ¿Y que es lo que deben hacer para lograr esa armonía?, solamente obedecer, nada más, porque, claro, la obediencia no tiene mayores complicaciones ni se necesita reflexionar nada. Se trata de prolongar el control sobre los estudiantes empleando nuevos rótulos, y los estudiantes siempre encuentran la forma de expresar su disconformidad.

Suscríbete para recibir nuevas noticias y material sobre convivencia escolar y bullying. Sólo tienes que ingresar tu correo electrónico.

Síguemos también en Facebook

Julio César Carozzo Campos

Julio César Carozzo Campos

Fundador y presidente del Observatorio. Past Decano Nacional del Colegio de Psicólogos del Perú. Autor de numerosos libros y artículos sobre la convivencia publicados en Nueva York, México, Costa Rica y el Perú.
Julio César Carozzo Campos

Latest posts by Julio César Carozzo Campos (see all)

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Tumblr0Share on LinkedIn0

12 thoughts on “El fiasco de la convivencia

  • 1 marzo, 2015 at 6:19 pm
    Permalink

    Es como un video que vi sobre https://www.youtube.com/watch?v=1RBBVL1Sah0 (La Educación Está Prohibida), Los estudiantes solo obedecen, son sumisos, pero no pueden expresar sus sentimientos y problemas, a veces callan esos problemas porque los Docentes son autoritarios, ellos saben más, ustedes cállense yo soy el profesor….Y la aparición de la violencia y el bulliyng se puede incrementa por la misma educación tradicional.

    Reply
  • 2 marzo, 2015 at 11:27 pm
    Permalink

    De acuerdo con Jeancarlos y el titulo,el modelo ofrecido por los padres es yo ordeno tu obedeces, el modelo autoritario de los padres no es una solución a los problemas, sino algo que lo mantiene y agrava pues los niños y adolescentes no pueden expresar sus sentimientos y preocupaciones y esto les causa gran frustración que los lleva a buscar otros medios para ser escuchados y tenidos en cuenta y pueden elegir bien o mal. Lo que estipulan estos medios lo traen de sus hogares. Es momento de romper con este modelo y enseñar a los niños y adultos a tener una comunicación sincera y cercana, debemos dar un espacio para que esto suceda…

    Reply
  • 3 marzo, 2015 at 2:02 am
    Permalink

    que se impongan reglas en el centro educativo no garantiza que los estudiantes las obedezcan y las cumplan, ya que el respeto no se impone se gana.

    Reply
  • 3 marzo, 2015 at 3:59 am
    Permalink

    Antes de plantear o iniciar un nuevo método para mejorar la convivencia, se tiene que realizar conservatorios con los alumnos para que manifiesten que es lo que esperan ellos de su institución, para que ellos al aplicar los nuevos métodos sientan que fueron participes de los nuevos cambios.

    Reply
  • 3 marzo, 2015 at 4:09 am
    Permalink

    Sumado al hecho de que no son tomados en cuenta, está también el que no hay compromiso de los que trabajan en los centros educativos salvo contadas excepciones que solos no pueden trabajar, por lo que es necesario el compromiso de todos, también es necesario buscar ayuda adicional que tengan idea del tipo de trabajo necesario para logar el excito de la convivencia.

    Reply
  • 3 marzo, 2015 at 4:44 pm
    Permalink

    el fracaso de estas políticas se debe en que estas no están diseñadas por personas que no conocen a profundidad la problemática de las instituciones , y para esto se debe nombrar un equipo donde alumnos, padres, docentes, administrativos, personal de la salud mental y otros involucrados en la educación colaboren en el diseño de estos programas y sea un programa por institucion que este de acuerdo a su realidad, no hacer un programa y eso se aplique a todos un país donde las realidades de cada institución son distintas.

    Reply
  • 3 marzo, 2015 at 4:49 pm
    Permalink

    En la actualidad; lamentablemente aun se llevan a cabo prácticas del siglo anterior en las cuales el alumno tiene que vivir oprimido de manera figurada a la disposición de profesores. El alumno puede tener ideas maravillosas pero no puede ser siquiera tomado en cuenta por que la ley que se practica en las instituciones educativas es que el alumno sabe nada, viene sólo a aprender conocimientos y el profesor lo sabe todo.

    Reply
  • 3 marzo, 2015 at 5:02 pm
    Permalink

    el fracaso de estas políticas se debe en que estas no están diseñadas por personas que no conocen a profundidad la problemática de las instituciones , y para esto se debe nombrar un equipo donde alumnos, padres, docentes, administrativos, personal de la salud mental y otros involucrados en la educación colaboren en el diseño de estos programas y sea un programa por institución que este de acuerdo a su realidad, no hacer un programa y eso se aplique a todos un país donde las realidades de cada institución son distintas

    Reply
  • 3 marzo, 2015 at 8:01 pm
    Permalink

    Principalmente los docentes tienen una idea equivocada en cuanto ejercer las normas y reglas dentro del aula, no tomando en cuenta a los alumnos en las decisiones de como llevar a cabo el desarrollo para una mejor convivencia, sino más bien se sienten los encargados de ordenar y supervisar que sus ordenes sean cumplidas, olvidándose que los alumnos tienen sentimientos, por esta razón la mayoría de estudiantes se muestran rebeldes, desmotivados, violentos frente a ala actitud de la institución educativa causando en ellos la frustración y disconformidad.

    Reply
  • 3 marzo, 2015 at 8:59 pm
    Permalink

    El principal problema del fracaso en la convivencia, es la prepotencia con la que actúan las autoridades de las Instituciones Educativas. Por lo qué, antes de de imponer una nueva política, se debe hacer participes con sus opiniones a todo el personal que labora en la Institución y a los alumnos quienes serán los que pongan en práctica lo acordado. y así poder ejercer un programa de intervención de acuerdo al diagnostico situacional de la Institución.

    Reply
  • 4 marzo, 2015 at 1:19 am
    Permalink

    Las políticas de convivencia que implemente el estado siempre serán poco eficientes puesto que no se considera a los principales actores (alumnos) y solamente se centran en los conocimientos y experiencias de los demás actores educativos; además, no se toma en cuenta los cambios que se producen en la población a quien principalmente se dirigen estas políticas, es decir, dejan de lado la diversidad del ser humano y las diferentes capacidades que pueden desarrollar.

    Reply
  • 4 marzo, 2015 at 3:35 am
    Permalink

    Aunque la convivencia es requisito de la educación, a veces se trunca hasta hacer imposible la labor formativa. Por supuesto, desde un enfoque amplio y actual del conflicto, las tensiones interpersonales no son necesariamente negativas. A este respecto debe recordarse que la agresividad es consustancial al ser humano, y que opera en muchas ocasiones como impulsora del progreso. Como resulta evidente, nos referimos a la agresividad positiva. Sin embargo, es cierto que, por lo general, cuando se habla de conflicto escolar, es para dar cuenta de problemas activados por la agresividad destructiva que tiene como protagonistas a los alumnos.

    Reply

Deja un comentario