Lo malo se corta por la raíz

Es el título de una breve nota proveniente de guiainfantil.com que aparece en el libro Acoso Escolar, terror de las aulas, de Eduardo Roldan y colaboradores, Ediciones de la U, Bogotá, Colombia, (2013), atribuyendole a la familia la responsabilidad de esta tarea.

Pareciera que lo “malo” ya viene  en los niños y la familia debe maximizar su diligencia para acabar con esos fallos genéticos, lo que en realidad aún muchos individuos siguen aceptándolo como una verdad indiscutible, con el cuidadoso silencio de psicólogos, educadores y otros interesados en que  esa creencia sobre el comportamiento humano se mantenga inalterable.

Sus autores, siguiendo su lógica, es quien debe identificar lo que es reprobable y lo que es aceptable en casa y en las relaciones sociales. “Según los expertos en acoso escolar, la ausencia de reglas, la falta de supervisión y de control razonables de la conducta de sus hijos fuera del colegio,  de lo que hacen y con quien van, una disciplina demasiado dura, la falta de comunicación y la ocurrencia de tensiones y peleas en la familia, pueden llevar a que los hijos adquieran conductas agresivas”

El discurso es siempre el mismo: que es lo que no se debe hacer, que es lo que hay que erradicar, que es lo que está mal. Nunca que es lo aconsejable y conveniente para  construir un espacio relacional de convivencia saludable en el hogar, en donde la comunicación tenga un sello horizontal, divergente y respetuoso para todos.

En resumen, se pide que se corte de raíz todos los precarios aprendizajes que los niños han aprendido de su entorno; se enmiende al niño pero no al adulto que es el modelo directo e indirecto; se elimine el individualismo y la competencia virulenta con que se alimenta en los medios de comunicación y en las redes sociales a las que acceden muy precozmente sin control y orientación alguna.

Suscríbete para recibir nuevas noticias y material sobre convivencia escolar y bullying. Sólo tienes que ingresar tu correo electrónico.

Síguemos también en Facebook

Julio César Carozzo Campos

Julio César Carozzo Campos

Fundador y presidente del Observatorio. Past Decano Nacional del Colegio de Psicólogos del Perú. Autor de numerosos libros y artículos sobre la convivencia publicados en Nueva York, México, Costa Rica y el Perú.
Julio César Carozzo Campos

Latest posts by Julio César Carozzo Campos (see all)

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Tumblr0Share on LinkedIn0

17 thoughts on “Lo malo se corta por la raíz

  • 17 agosto, 2014 at 5:18 pm
    Permalink

    ¿Por qué partimos de la familia? Porque la familia tiene tres objetivos primordiales: es el primer espacio en donde se dan las primeras acciones afectivas de la persona, es también el motor de desarrollo (los que encaminan, estimulan y satisfacen tus necesidades), y finalmente la familia es también un modelo de comportamiento. El niño termina siendo fruto de todos estos elementos, mostrándolo en la escuela. Es en el colegio en donde todos estos esquemas, provenientes de hogares diferentes, chocan. Y aquí se puede generar el conflicto por las diferencias.

    Pero el conflicto puede ser una oportunidad de aprendizaje.

    Se debe tratar de solucionar el conflicto a través del diálogo, buscando los puntos a mejorar tanto en los menores, como en sus padres y su entorno. El docente debe generar situaciones positivas, a fin de que el menor pueda desarrollar sus habilidades emocionales y sociales, que tal vez han sido dejadas de lado en su hogar.

    Reply
  • 17 agosto, 2014 at 6:47 pm
    Permalink

    Todos venimos con una predisposición genética a …, pero va depender de las relaciones de objeto que establezcamos con los adultos responsables a nuestro cargo, que estas se desarrollen. Es importante que los padres asuman que son el pilar para sus hijos, ellos le enseñan lo que son LIMITES y también deben de enseñarles a tolerar las diferencias que es importante para convivir con otros, porque cada familia tiene sus propias características y dinámica de funcionamiento.

    Reply
  • 17 agosto, 2014 at 6:52 pm
    Permalink

    La Familia es el primer agente socializador, es quién nos va enseñar como nos relacionamos dentro y fuera de ella, la familia es el reflejo de cada uno de los estudiantes. Si bien es cierto la violencia que se observar en la aulas, tiene una raíz principal que es la que genera estas reacciones y ésta es la familia, existen otros factores que influyen en el comportamiento del estudiante como son los medios de comunicación, los círculos de amigos y la sociedad en la que vive. Y es que si dentro de las familias, específicamente en los padres de familia no existe un adecuado desarrollo físico, emocional y mental para poder transmitirlo a nuestros hijos. Se debe reeducar a estos padres de familia, trabajar con ellos jornadas de pautas de crianza, entre otros temas, por que en ellos está el futuro de los niños y por ende del país. Dejemos ya de buscar culpables y empecemos a prevenir la violencia trabajando los valores y las habilidades sociales dentro de las escuelas y con los padres de familia.

    Reply
  • 17 agosto, 2014 at 9:40 pm
    Permalink

    Nuestros primeros aprendizajes lo obtenemos de nuestra familia es nuestra primera ventana a la sociedad, luego en la escuela en donde empezamos a relacionarnos es que nos enfrentamos con diferentes estilos de crianzas, pero es donde debemos empezar a sacar lo bueno de esas diferencias. Se debe dar estrategias y espacios en donde se fortalezca las habilidades emocionales y sociales de los niños, dar herramientas para que se desarrollen y no olvidar a los padres.

    Reply
  • 19 agosto, 2014 at 4:51 am
    Permalink

    La familia es un elemento importante y vital de nuestra formación, nuestros padres son guías, consejeros y acompañantes en este largo recorrido.
    Sabemos que ellos son modelos de cómo los hijos debemos actuar ante diferentes situaciones. Actualmente, muchas familias no son modelos “Correctos” para los estudiantes, al contrario, el modelo que reflejan está basado en violencia, repitiendo quizás la enseñanza que ellos recibieron por sus padres o simplemente porque quieren que sus hijos “sean fuertes, evidenciando la irresponsabilidad de protegerlos y cuidarlos ante una situación que amenace sus vidas.
    debemos brindar estrategias a los PP.FF para mejorar la calidad de vida de nuestros estudiantes.

    Reply
  • 19 agosto, 2014 at 6:03 am
    Permalink

    En nuestros hogares es donde adquirimos nuestros primeros aprendizajes, estos saberes previos que adquirimos muchas veces no nos preparan para afrontar situaciones adversas de forma prudente. Es en el hogar donde los padres deben abordar estos problemas, pero no de forma autoritaria diciendo que es bueno y que es malo, que es lo que debes y no debes hacer, mas bien
    debe formarlos con valores, brindarles confianza para que ellos puedan por si mismos analizar las posibles consecuencias de sus actos.

    Reply
  • 19 agosto, 2014 at 11:26 pm
    Permalink

    La familia es la base de la sociedad y principal acompañante en el desarrollo del niño, por eso el niño aprende de los modelos familiares, de las relaciones entre sus miembros, de cómo afrontar los conflictos y resolver problemas, aprende valores y antivalores, aprende habilidades socioemocionales, deberes y derechos, reglas y responsabilidades. Sin embargo, no siempre pensar en familia es pensar en confianza y protección, sabemos que hay familias que por el contrario, hacen daño y más bien se debe proteger al niño de su familia. La omisión también es un tipo de violencia, en el sentido de que muchas veces sabemos que muchos niños sufren todo tipo de maltrato o violencia, repitiendo la cadena en sus relaciones interpersonales, pero no se hace nada por intervenir y proteger al niño. Cuando el niño entra a la escuela, es ésta quien asume la responsabilidad de protegerlo, sobre todo los directivos y el(la) tutor(a). Por eso es necesario que todos conozcan que también la violencia por omisión existe.

    Reply
  • 20 agosto, 2014 at 12:51 am
    Permalink

    Si bien es cierto sabemos que la familia es la base fundamental de la sociedad y principal acompañante en el desarrollo del niño, ya que es el espacio donde el niño aprende, interactúa, comparte, situaciones culturales de familias generando un modelo de crianza con valores, antivalores, conflictos, alegrías, aprende habilidades socioemocionales, deberes y derechos, reglas y responsabilidades. Pero no todos tenemos dentro de nuestro círculo familiar soportes de confianza, de afectos y emociones, teniendo por otro lado la violencia, el acoso, maltrato, haciendo daños a sus hijos, donde muchos casos no se ha considerado estas situaciones u omitiéndose ciertas responsabilidades donde los padres deberían poner énfasis ante estos maltratos o violencias, por ende consideramos y creemos que el simple hecho de omitir un acto de violencia sin duda es la omisión un tipo de violencia silenciosa, que se va generando en cadena.

    Reply
  • 21 agosto, 2014 at 4:12 am
    Permalink

    La familia es el reflejo de cada uno de los estudiantes, si bien es el agresor en la I.E él es el agredido en casa, en su entorno solo hay problemas carencia de valores; la educación viene de casa, la I.E es un complemento por lo tanto padres de familia como personas adultas debemos cortar de raíz estas malas acciones, busquemos apoyo, normalicemos reglas de convivencia, nunca es tarde para poder empezar

    Reply
  • 21 agosto, 2014 at 4:49 am
    Permalink

    La familia es la principal fuente de amor y educación de los niños, a partir de ella el niño aprende a socializarse basado en los valores, normas y comportamientos enseñados en casa, evitemos que en nuestro hogar se convierta en un escenario hostil o por lo contrario demasiado permisivo esto llevará a que los niños adquieran conductas agresivas.
    Otro papel de la familia, es estar informada y orientada en el amor y comunicación entre padres e hijos.

    Reply
  • 23 agosto, 2014 at 11:05 pm
    Permalink

    La violencia que se vive en la escuelas es lo que se vive en los hogares,( descuido, ausencia de pautas de comportamiento, escasa comunicación , violencia entre padres , hijos… ) por eso la escuela en reuniones con padres de familia , escuela de padres y otros espacios busca orientarlos en formas efectivas de relacionarse con sus hijos y como de ello depende que sus hijos puedan convivir pacificamente en la escuela, es decir conflictos van a existir ,la forma de encararlos es lo que va a cambiar, sí desde el hogar se efectivizan las relaciones afectivas.

    Reply
  • 25 agosto, 2014 at 3:29 am
    Permalink

    Existen algunos motivos por los que un niño empieza a repetir una mala acción. Una de las vías para adquirir un mal hábito es la imitación. Si el niño convive con alguien que guiña los ojos a cada tres por cuatro, es probable que con el tiempo llegue a imitarlo e inconscientemente se inicia un hábito. Hay que introducir buenos hábitos en la vida de los niños, y todo empieza en la familia, en la casa.

    Reply
  • 25 agosto, 2014 at 5:37 am
    Permalink

    Es sabido que todo lo que aprendemos en la vida empieza por el hogar ya que es el eje fundamental en la vida de las personas, por eso es muy importante que el niño tengo un buen desarrollo emocional los primeros años de su vida porque eso determinara el tipo de persona que será en el futuro en nuestra sociedad.

    Reply
  • 25 agosto, 2014 at 11:45 pm
    Permalink

    Es irreal que se proponga que en la formacion de un estudiante se corten algunas habilidades desde la raiz ya que son parte de su formacion cultural y de su entorno social,solo se pueden canalizar dicho aprendizajes pero no anular los aprendizajes sociales.

    Reply
    • 30 agosto, 2014 at 6:12 am
      Permalink

      La familia y la escuela tienen que hacer una labor en conjunto para prevenir conductas de riesgos y por ende los problemas psicosociales, se tiene que educar al niño con disciplina consensuada para no castigar al adulto del mañana.

      Reply
  • 2 septiembre, 2014 at 4:10 am
    Permalink

    La familia nos enseña a relacionarnos con las demás personas de la sociedad, es el reflejo de cada uno de los estudiantes. empecemos a prevenir la violencia trabajando los valores y las habilidades sociales dentro de las escuelas y con los padres de familia.

    Reply
  • 18 septiembre, 2014 at 1:25 pm
    Permalink

    Es importante considerar las relaciones familiares en la formacion de valores asi como la influencia socio cultural de donde proceden por ello vienen trayendo estructuras familiares sustentadas en sus propias dinamicas familiares la que influira en la formacion de sus comportamientos y valores en los niños, por ello es muy importante realizar el trabajo articulado con la familia.

    Reply

Deja un comentario