Lugares de riesgo para los niños

El hogar y la escuela son los lugares en donde los niños y niñas se encuentran en situaciones de mayor riesgo para sufrir violencia, aunque cueste entenderlo o creerlo. Con sorpresa  encontrará que ellos  han sido víctimas de varias forma de violencia en las calles o el transporte, por los adultos principalmente, sin que la cantidad de tales episodios sean comparables a los maltratos recibidos en el hogar y la escuela.

En el hogar los niños y niñas llegan a ser explotados laboralmente (en las minas, en el campo, en la mendicidad y el trabajo doméstico), además de la privación de sus derechos  a estudiar y recibir un trato afectuoso; sin pocos los casos en que son entregadas a la prostitución infantil y adolescente. ¿Que hacen el Estado y los procuradores sobre estas modalidades de violencia infantil que todos conocen y callan en todos los idiomas?

La escuela  es el lugar en donde niños, niñas y adolescentes viven un permanente clima de inseguridad y violencia tanto del sistema educativo como de sus compañeros sin que por ahora existan políticas de protección y seguridad para ellos. La violencia reinante propicia casos de suicidio en muchos niños y niñas que buscan terminan con su suplicio de cualquier forma. También en estos casos la ausencia del Estado causa indignación y repulsa.

Pensemos, entonces, en la importancia de centrarnos en el hogar y la escuela como ejes para una transformación educativa para la seguridad y protección de nuestros hijos.

Suscríbete para recibir nuevas noticias y material sobre convivencia escolar y bullying. Sólo tienes que ingresar tu correo electrónico.

Síguemos también en Facebook

Julio César Carozzo Campos

Julio César Carozzo Campos

Fundador y presidente del Observatorio. Past Decano Nacional del Colegio de Psicólogos del Perú. Autor de numerosos libros y artículos sobre la convivencia publicados en Nueva York, México, Costa Rica y el Perú.
Julio César Carozzo Campos

Latest posts by Julio César Carozzo Campos (see all)

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Tumblr0Share on LinkedIn0

16 thoughts on “Lugares de riesgo para los niños

  • 17 agosto, 2014 at 5:44 pm
    Permalink

    El maestro nuevamente debe tratar de prevenir, creando las dinámicas necesarias, tanto para el alumno como para sus padres, para poder generar estos vínculos afectivos.

    Los hogares y la escuela son lugares de riesgo porque los adultos muchas veces no saben manejar sus emociones, no son empáticos para generar una buena convivencia. Frente a ello, se debe trabajar de manera articulada entre la escuela y la familia, para que ambas partes identifiquen los lugares en donde se dan los conflictos y puedan poner solución a los mismos en base a la denuncia y al diálogo.

    Reply
  • 17 agosto, 2014 at 7:32 pm
    Permalink

    Parece mentira que los lugares en dónde los niños deberían estar más seguros como son la familia y las escuelas, sean precisamente estos lugares en dónde se propician mas situaciones de violencia que en la calle. En situaciones como éstas con niños con escaso recursos, padres negligentes, falta de afecto, etc (niños en riesgos) se puede observar tres alternativas, dejarse al abandono y convertirse mañana mas tarde en delincuentes, tener la capacidad de la resilencia y poder salir adelante a pesar de las circunstancias adversar de las que son victimas y en otros casos lamentablemente prefieren la muerte. He aquí una tarea fundamental del maestro que es la de crear vínculos afectivos con el alumno y éste pueda sentirse escuchado y comprendido, y en dónde podría cambiar su futuro y tener una esperanza de lograr salir adelante.

    Reply
  • 17 agosto, 2014 at 8:05 pm
    Permalink

    Tanto el hogar como la escuela son las principales fuentes de relaciones interpersonales, en ellas habrá factores de riesgo y protectores. Dependerá mucho de los adultos a cargo de estos lugares que abunden los factores protectores y los de riesgo estén minimizados para una adecuado desarrollo bio psico social de la persona.

    Reply
  • 17 agosto, 2014 at 10:29 pm
    Permalink

    Es cierto que en el hogar y en la escuela son los lugares en donde los niños se encuentran más expuestos a sufrir violencia y es la que menos se denuncia, es sabido por muchos pero no se hace casi nada por revertirla y se es muy indiferente ante esta. Es una tarea fuerte la que se tiene para poder cambiar esta situación trabajar mucho con los padres y docentes para fortalecer en ellos la conciencia ante la gravedad y como afecta a nuestros niños.

    Reply
  • 19 agosto, 2014 at 4:05 am
    Permalink

    Definitivamente “violencia escolar” es un tema que merece ser atendido de inmediato ya que el aumento en la frecuencia de estas conductas violentas y/o problemáticas entre alumnos es rápido, generando inseguridad dentro del sistema educativo.
    Es necesario que los docentes conozcan las consecuencias negativas que la violencia escolar puede repercutir, no solo en la víctima sino en los agresores, provocando una serie de daños como la intimidación, la discriminación y acoso escolar.
    Sabemos que la violencia no solo se da en la escuela sino en el hogar, siendo el colegio, la iglesia y la familia, tres ejes fundamentales en la formación del ser humano, resaltando a la familia como el primer medio donde el niño socializa.
    Ante esto, es esencial destacar la importancia que tienen estos agentes en el desarrollo del ser humano de lo contrario los malos tratos y el modelo violento que están recibiendo día a día, enseña al niño a resolver problemas de forma agresiva, a ser punitivos, restrictivos, inseguridad y conflictivos.
    Paola Astola

    Reply
  • 20 agosto, 2014 at 12:59 am
    Permalink

    los estudios mismos han indicado que la violencia se genera en muchas ocasiones en el hogar, y lamentablemente cuando esta situación también se da en la escuela, creando un cuadro sin salidas para los estudiantes. desde ese punto se debe trabajar tanto con los padres con los docentes desde un enfoque de la convivencia de paz, es decir lo que se aprende en al escuela debe ser coherente con lo que deben aprender en el hogar

    Reply
  • 21 agosto, 2014 at 1:49 am
    Permalink

    Una de las formas de generar violencia es a través del abuso de poder,que es lo que sucede muchas veces en el hogar y en la escuela, confundiendo disciplina con autoritarismo, Si bien la escuela ya ha dejado de ser una institución donde se impartían castigos físicos por doquier, el hogar donde debería ser el lugar más seguro, sigue siendo un lugar de riesgo.
    Se debe trabajar de manera conjunta escuela y hogar y sensibilizar a los directivos y docentes, así como a los padres de familia.

    Reply
  • 21 agosto, 2014 at 5:26 am
    Permalink

    Los centros educativos para cumplir con sus objetivos de enseñanza, crean espacios para beneficios de los educandos, pero a pesar de cierta precauciones, cuando no existe la supervisión de un adulto, esos espacios pueden trasformarse de lugares educativos o de necesidades básicas
    en lugares de riesgo.
    Si no existen las supervisiones adecuadas y en los centros educativos no hay control y organización, espacios como :Escaleras,baños, pasillos,laboratorios, estacionamientos exteriores, espacios amplios donde se realizan los recreos, actividades deportivas, constituyen un peligro para el bienestar físico y emocional del estudiante.

    Reply
  • 22 agosto, 2014 at 12:51 am
    Permalink

    No solo las Instituciones Educativas y los hogares son lugares de riesgo para los niños sino también las calles donde encontramos todo tipo de peligros tanto físicos como emocionales. Yo pienso que no hay lugar seguro pero si creo que podemos prevenir y trabajar en conjunto todo promoviendo los valores y tomando ciertas precauciones cuando uno hace algo.

    Reply
  • 24 agosto, 2014 at 1:44 am
    Permalink

    Si bien es cierto la violencia se encuentra en todas partes, la escuela no puede ser un espacio donde ocurran estos hechos, no se puede ocultar que en algunas instituciones educativas se peesente este fenómeno, también es cierto que no son todos, y que por el contrario la escuela representa para el alumno un lugar en el que se le reconoce sus derechos.

    Reply
  • 25 agosto, 2014 at 3:20 am
    Permalink

    Trabajaría en planificar medidas que deben tener en cuenta los padres con niños y adolescentes:como por ejemplo: Evitar dejar a sus hijos solos en salas de cine, parques, actuaciones musicales, salas de máquinas recreativas, parques para juegos de niños en lugares de comidas rápidas, etc. Procurar no dejar nunca solos a sus hijos en un automóvil aunque sea por un corto espacio de tiempo. Es aconsejable que acompañen a sus hijos a los servicios cuando estén en un lugar público y si creen que les puede violentar (según la edad que tengan), contrólenles desde lejos. Enseñarle a sus hijos que la persona de más confianza a la que pueden acudir si se pierden es un policía. Si se encuentran en la playa, pueden acudir a los puestos de Cruz Roja, situados cerca de las banderas que indican el estado del mar………etc

    Reply
  • 25 agosto, 2014 at 6:03 am
    Permalink

    Es importante recalcar que el hogar y la escuela deberían ser los lugares en los cuales los niños deberían estar seguros ante cualquier factor de riesgo que afecte su integridad física y psicológica sin embargo en estos últimos tiempos se ha observado que es todo lo contrario en algunos casos, ya que hay hogares que constantemente están en violencia y en las escuelas la violencia es impartida por el docente, por eso es importante promover el aprendizaje de habilidades sociales desde la escuela lo cual permitirá a los estudiantes manejar sus emociones de una manera positiva.

    Reply
  • 26 agosto, 2014 at 12:00 am
    Permalink

    A este tipo de necesidad solo queda implementar una estrategia masiva de educacion socioemocional que deberia darse a traves de medios de comunicacion ya que la familia comparte muchas horas frente a este medio …de ahi parte todo tipo de aprendizaje que se debe reforzar en las escuelas a traves de docentes capacitados en estas habiliades.

    Reply
    • 30 agosto, 2014 at 6:38 am
      Permalink

      Es duro pero real, saber que tanto la escuela como el hogar son espacios de inseguridad,porque la salud emocional de alguno de sus integrantes no es la mas adecuada como para tener la responsabilidad de educar a un ser humano, entonces hay una ardua labor en aquellos que tenemos el compromiso y la vocación de docente para poder articular estos dos espacios en un objetivo común.

      Reply
  • 2 septiembre, 2014 at 4:26 am
    Permalink

    En el hogar y en la escuela deberían ser los lugares donde los niños y adolescentes deberían sentirse seguros ante cualquier factor de riesgo sin embargo ocurre todo lo contrario, las personas adultas sean docentes o padres de familia son los que imparten el castigo físico y psicológico afectando la salud mental de los menores, pero no son todos, por eso es importante promover la prevención desde la escuela permitiendo a los escolares saber sus derechos, desarrollar sus habilidades sociales, interactuar en una adecuada convivencia con sus compañeros , capacitar a los padres de familia y docentes desde un enfoque de una convivencia de paz en las II.EE

    Reply
  • 20 marzo, 2015 at 2:50 am
    Permalink

    lamentablemente es la realidad, ya que estamos en una etapa que la mayoría de familias son disfuncionales y/o Papá y Mamá trabajan todo el día por lo que alumnos no tienen control en casa en el uso de Internet, la falta de cariño y necesidad de llamar la atención, por ello para sentirse mejor hace sentir mal a otro que es mas débil que el, debemos. que se da mas en los colegios donde es el lugar que el alumno pasa casi todo el día. se debería trabajar con el apoyo de los padres para que ellos sientan que sus hijos los necesitan.

    Reply

Deja un comentario